El gres lámina ha revolucionado el revestimiento global, ya que se puede aplicar en pavimentos y revestimientos nuevos o preexistentes, sin necesidad de demoler, sin ruido y sin polvo. Además, también se puede utilizar para revestir muebles y complementos, puertas, cocinas y encimeras. Es un producto resistente pero ligero, plano pero flexible, y fácil de cortar, perforar, aplicar y limpiar.

Las revolucionarias baldosas de gres lámina son producidas con una tecnología innovadora que, con una fuerza de prensado de 15.000 toneladas, transforma arcillas purísimas y pigmentos naturales en baldosas cerámicas de 100x300 y 120x260, con un espesor que puede ir de los 3,5mm a los 6mm. Con las características técnicas del gres porcelánico, las baldosas de gres lámina tiene bajo impacto ambiental.
Esta página web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Al seguir navegando acepta su utilización. En caso de que pretenda saber más, consulte nuestra Política de Cookies. Política de Cookies aquí.
Lo he entendido